miércoles, 29 de mayo de 2013

LEYENDAS DE CAMELOT (Wolfang y Heike Hohlbein)

Hoy os traigo otra reseña de otro tercer libro. Esta vez se trata de El Escudo de Runas, la tercera parte y ultima de Leyendas de Camelot. El primer libro, La Magia del Grial, me le compre un dia porque me llamo la atencion pero tuve que empezarle dos veces porque al principio no me engancho. Luego el libro me encanto, encontre el segundo hace un año y hace poco me compre el tercero.
Como el nombre de la trilogia indica, los libros tratan de la historia de Camelot, mas concretamente de las aventuras de Arturo, Ginebra y Lancelot du Lac, nuestro protagonista. El primer libro empieza con la vida de Lancelot (o Dulac) antes de convertirse en caballero de Arturo.
ZONA SPOILER
En El Escudo de Runas, Lancelot y Ginebra huyen de Arturo tras ser descubiertos por el. Arturo intento quemar a Ginebra por adulterio y Lancelot la rescato. Ahora tanto Arturo como la bruja Morgana persiguen a los dos amantes, los cuales huyen lo mas lejos posible de Camelot. Mientras tanto, las tropas de pictos de Mordred luchan contra el ejercito de Arturo, un enfrentamiento por el control de Camelot y de toda Britania.
Pues lo dicho, que la historia me ha gustado. Lo malo de esta trilogia es que no tiene capitulos, todo va seguido, quitando los pequeños espacios tipicos entre distintos momentos de la historia. La historia es bastante fluida pero tiene momentos en lo que los autores describen algunas cosas que son bastante innecesarias. La trama en si es un giro de 180º de la historia arturica habitual, con un desenlace bastante inesperado. Aunque no creo que sea un libro para todos los gustos, se le recomiendo a la gente que le guste lo relacionado con la leyenda del Grial, Excalibur y la Tabla Redonda!



OTROS TITULOS




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenidos a Rush in the Web. Todos vuestros comentarios son bien recibidos, pero claro, cualquier comentario ofensivo o mal intencionado será borrado. Por todo lo demás, pasadlo genial en este blog y no dudéis en comentar!