lunes, 8 de julio de 2013

SOUR CANDY ENDINGS...

Bueno, pues tras todas estas entradas de pelis, libros y dibujos, os cuento un poco como me va estos días. Ya le conté a mi madre las malas noticias, por lo que el sábado mientras se lo contaba monte un poco un drama. Tras tranquilizarme un apoyarme, mi madre me ha hecho ver que cada uno tiene su nivel, que no puedo esperar que me vaya todo como a los demás, a pesar de que este año me haya ido muy mal. Incluso la de particular dice que este año la suerte me ha abandonado. Este solo fue el principio del fin de semana...

No se si lo habré contado alguna vez, pero una de mis "maldiciones", si se puede llamar de algún modo, es la empatía. Aunque casi siempre me viene bien para ayudar a los demás, el mero hecho de ver sufrir a una persona cercana hace mella en mi. Estos días, uno de mis hermanos ha tenido una recaída algo preocupante y como siempre, yo he sido el primero en ir al rescate, ya que es lo único que puedo afirmar que hago bien. Hasta aquí todo bien. Lo malo es que él nunca me deja animarle, siempre dice que no me quiere molestar con sus preocupaciones sabiendo que yo tengo para dar y tomar. A pesar de repetírselo hasta la saciedad, no quiere ver que me duele mas que me aparte y verle sufrir. Así que a pesar de hacer de todo para que me abra las puertas, no he conseguido nada. También he de decir que no es un simple amigo, es uno de mis confidentes, uno de los pocos que sabe como soy en realidad. De ahí que me duela que, aunque yo siempre que lo necesito le tengo ahí, él no es capaz de ser igual conmigo... Y por ello me siento un inútil. No conseguir animar a alguien me parece como fracasar como amigo, sobre todo en esta situación, que se trata de alguien muy querido. Viéndole sufrir, lo paso peor, siempre he sido así y no voy a cambiar. Diga lo que diga, no poder ayudarle me duele, y mucho. Y tras insistir y soltar argumentos por todos lados, las cosas encima han acabado en discusión y ahora no hablamos... Tengo que aguantar las ganas de hablarle, porque estamos todo el día hablando y ahora noto la ausencia. Así que he tenido un fin de semana basado en lagrimas y dolorido emocionalmente. Todavía no se como he sobrevivido. Y para "ayudar", tengo que seguir estudiando y no puedo salir, justo cuando más necesito compañía...

Así que si alguien tiene queja de su fin de semana, se lo cambio...


Aquí os dejo la canción que me ha hecho compañía todo el fin de semana. Siempre tiro por las tristes cuando estoy de bajón emocional...






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenidos a Rush in the Web. Todos vuestros comentarios son bien recibidos, pero claro, cualquier comentario ofensivo o mal intencionado será borrado. Por todo lo demás, pasadlo genial en este blog y no dudéis en comentar!