martes, 29 de septiembre de 2015

AUTOCENSURA

Buenas tardes queridos lectores. Hoy os quería traer una entrada algo especial, a pesar de ser una entrada diario de las cuales no me gusta explayarme en exceso. Primero os pongo un poco en contexto sobre el detonante del "problema".

Esta mañana me empecé un libro algo especial. Se llama Por ti no me rendiré y trata la homosexualidad, un tema que por... no sé, miedo? no suelo tratar en exceso, siendo este mi segundo libro sobre el tema. Pues veamos, el prota, Eric, aceptó lo suyo bastante pronto, siendo pública su orientación sexual ya a los catorce años. Este aspecto le trajo muchos problemas, pero a su vez tenían un punto a favor: muchos chicos, dudosos o curiosos, conocían de su condición, por lo que Eric pudo probar y aprender cosas a lo largo de su adolescencia, llegando a tener unos muy buenos conocimientos de lo que le gusta y lo que no a los diecisiete años.

Y aquí comenzamos el dilema: solo se me ocurre a mí compararme con él. Vale, si, yo tardé mis añitos en aceptarlo a pesar de que en el fondo lo sabía. Y claro, leo la historia y pienso: "y si lo hubiese aceptado antes? si lo hubiese dicho en su momento?" y en ese momento llega el malestar. El clima de mi imagen cerebral cambia de día soleado a nubes de tormenta en mitad de un páramo girando alrededor de un remolino de caos. La idea de "te has jodido la adolescencia" estalla en mi cabeza y he estado todo el día sin poder sacarlo de mi cabeza. Por un lado, mi lado lógico se ríe, ya que es una tontería. Pero mi lado emocional llora y grita dándome golpes desde dentro y llamándome idiota. 

Y vale, el hecho de que las cosas hubiesen sido diferentes podrían implicar no estar como estoy hoy, porque a ver, no me quejo de mi situación actual. Tengo un chico al que quiero mucho y él me quiere, tengo amigos que me aceptan tal como soy; y hasta mis padres ya lo han aceptado al final. Pero la mosca sigue en la oreja de lo que podría haber vivido y no hice por mi autocensura. Tras una siesta reparadora la tormenta se ha calmado y los mensajitos de una amiga muy especial me han hecho sonreír, sobre todo su grabación para intentar entrar en La Voz xD

Sé que mi blog no es leído por muchos pero con esta entrada solo quiero decir que, aunque sea un paso que hay que dar y que hay que sacar un par de cojones, que es un acto de valentía mucho mayor que lo que podría hacer cualquier hombre hetero, es algo que hay que aceptar tarde o temprano, cuanto antes mejor, porque podríamos perdernos cosas que ya no se pueden recuperar después. 


2 comentarios:

  1. Gran paso. Desde mi punto de vista me da vergüenza que a estas alturas de la película haya gente que no acepte la homosexualidad como algo normal.

    Disfruta de lo que te guste.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, tristemente todavía queda gente de esa, y en mi ciudad hay demasiada. Pero yo he aprendido a pasar de ellas, ya que mi antigua preocupación era que mis padres se enterasen por ajenos y no por mí. Gracias por el apoyo ;)
      Rush

      Eliminar

Bienvenidos a Rush in the Web. Todos vuestros comentarios son bien recibidos, pero claro, cualquier comentario ofensivo o mal intencionado será borrado. Por todo lo demás, pasadlo genial en este blog y no dudéis en comentar!